martes, 29 de noviembre de 2011

Rolling Stone: premios al conservadurismo

Los premios de la revista Rolling Stone que se celebraron anoche en la sala Pachá de Madrid dejaron un par de cosas claras. La primera, que todo el mundo quería estar allí. No cabía un alfiler en el edificio de aire art-decó ubicado entre los barrios de Chueca y Malasaña, los rincones más cool de la ciudad. Unas 500 personas estaban apiñadas a eso de las nueve y media de la noche, minutos antes del comienzo de la ceremonia. Ya se sabe que la combinación entre estrellas del pop y aperitivo by the face da muy buen resultado.

La segunda conclusión de la noche tiene un regusto más bien amargo. Los Premios, que los decide el público previa criba de la publicación, fueron sumamente conservadores. Hasta Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, maestros de ceremonias, resultaron aburridos y casposos, más cerca de José Luis Moreno que de Faemino y Cansado. Sevilla, además, hizo el ridículo confundiéndose constantemente los premiados con los que entregaban el premio. Que triunfe Vetusta Morla (mejor grupo y disco del año) es tan previsible como premiar a los tontainas de Sidonie con el galardón de Elegante del rock -por cierto, ¿a quién se le ha ocurrido semejante estupidez de categoría?-.

También cuesta lo suyo entender por qué nos empeñamos en premiar siempre a los mismos. Luz Casal (Premio a Una vida de rock) y Miguel Bosé (Premio Solidario) deben de haberse quedado sin hueco para más estatuillas en la estantería de sus casas, mientras que deberían explicar qué pinta el gran Loquillo recibiendo el premio al  Artista nacional del año... en 2011.



Lo de mejor artista emergente (Miss Cafeína) suena a broma cuando también estaban nominados grupos como The Right Ons, que se tuvieron que conformar con sacarle partido a la barra libre. Los granaínos Lori Meyers, muy queridos por los editores de la revista, no se podían quedar sin premio y se llevaron el de Mejor gira.

No todo fue negativo. "Hacía los salvaje" de Amaral (Canción del año) es un gran tema de pop-rock se mire por donde se mire, el premio Rolling a José Coronado por su tremendo papel en "No habrá paz para malvados" encaja perfectamente, así como el merecido homenaje a Enrique Morente. Recogió el premio su hija, Estrella, que se arrancó con una emotiva saeta en recuerdo al cantaor granaíno fallecido este año.


martes, 6 de septiembre de 2011

Russian Red participa en una película porno



Lourdes Hernández, más conocida como la compositora y cantante folk Russian Red, es una de las actrices invitadas a la última película porno de la productora Kemaco Studio, "De viaje X el Algarve". La productora francesa, que cuenta con una sede en la población de Sitges y una de las que mejor ha combatido la crisis que azota fuertemente a la industria del sexo con éxitos como "Indiana Jorge", ha emitido un comunicado en el que, para sorpresa de muchos, cuenta con el servicio de la artista madrileña.

"Es fantástico poder tener a una chica como ella", cuenta por e-mail Franck Hollinger, miembro de Kemaco Studio, y el hombre que apostó por Lourdes después de verla actuar en un Festival. "La miré a los ojos y le dije: ¿´Quieres trabajar en una película porno´? Entonces, cogió su guitarra y como gran admiradora de Sheryl Crow que es cantó aquello de ´All I wanna do is have some fun´ (todo lo que quiero es un poco de diversión). Buff, fue realmente increíble."

"Desde un primer momento", añade Hollinger, "pensamos en ella para protagonizar el papel de una artista callejera que no es lo que parece: tímida, modosita, niña buena. Digamos que es Lourdes haciendo de Lourdes, pero con un lado salvaje".

La película, que actualmente está en proceso de post producción, "Lourdes es muy exigente con su trabajo y está revisando todas sus escenas", se estrenará directamente en videoclub las próximas Navidades.

P.D.: esto sí hubiera sido noticia y no la absurda polémica surgida a raíz de las declaraciones de una niña pija y tirando a tradicional que hace música más bien conservadora y que, oh sorpresa, dice sentirse más de derechas que de izquierdas.

P.D.2: y, por supuesto, me sumo a censurar el pensamiento de derechas (en todas sus vertientes: económico, político y social), que como apuntó en su momento Nacho Vegas, nos ha llevado a esta crisis.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Cuando Bono era cool

Hubo un tiempo en que Bono fue cool. Intachablemente cool. Fue a raíz de la radical transformación musical que tuvo el grupo con la publicación del extraordinario "Achtung Baby" (1991), del que próximamente se cumplen 20 años. Bono ya no era Bono. Bono había colgado la sotana y se convirtió en una estrella de rock divertida, ingeniosa y decididamente irónica. Sí, cuesta creerlo con ojos de 2011.

La revolución tuvo sus fases. Primero, cambió de vestuario. Como un cruce entre Elvis Presley, Jim Morrison y el Lou Reed de la época de la Velvet Underground, empezó a vestir de riguroso negro, desde los botines hasta las gafas, incluyendo las famosas "Mosca" o "Fly" que sirvieron de alter ego del mismo Bono, en línea a los personajes caracterizados por Bowie.  En paralelo al nuevo sonido de la banda, mucho más innovador y electrónico, cambió por completo el perfil del otrora salvador del mundo. En los 90 se trataba de "deslizarse sobre la superficie", como se decía en "Even Better Than The Real Thing".

Resultado de esta metamórfosis, no resultaba extraño ver a Bono posando con modelos en revistas de moda, inaugurando su propia discoteca (Kitchen, en Dublín) para "tener un sitio en el que salir hasta las seis de la mañana" o inventando nuevos personajes sobre la marcha (McPhisto, Mirrorball man). Bono, después de 10 años, empezaba a pasárselo en grande.






















Obviamente, la revolución no fue sólo estética. Bono seguía estando implicado en asuntos políticos, pero desde una posición mucho más irreverente. Se buscaba la mofa y la crítica ácida, frente a su acomodada complicidad actual con los más poderosos. El tramo americano de la gira ZooTV (1992) arrancaba con un montaje que ridiculizaba a George Bush padre cantando a modo de rap el "We Will Rock You" de The Queen. También eran habituales las llamadas a la Casa Blanca desde el escenario; la conversación no pasaba el flitro de la secretaria o administrativa de turno, claro.



Todo parecía valer para Bono. Mención aparte merecen sus discursos. En los 90, algunos de los momentos más ácidos e irreverentes que se recuerdan en plazas más bien conservadoras como los Grammy y los MTV son, sin duda, de Bono. Este es mi top 3:
  1. Best group award en los EMA  (1995): cuando llama "gillipoyas" al entonces presidente Chirac por las pruebas que estaba haciendo Francia con las bombas nucleares.
  2. Best Alternative Music Album por "Zooropa" (1994): cuando dice que tiene un mensaje para la juventud de Estados Unidos: "deberíamos continuar abusando de nuestra posición y joder el mainstream".
  3. Billboard awards, 1992: cuando la banda al completo está tomándose unas pintas en un pub de Dublín y, visiblemente borrachos, humillan a su interlocutor, Phil Collíns. "El barman, Paddy, es un fan de tu música como lo son nuestros padres".

lunes, 20 de junio de 2011

Día de la Música. Más sombras que luces


Vaya por delante que no pude asistir a la jornada de ayer domingo del Día de la música en el Matadero de Madrid.

Cinco impresiones sólo del sábado, por lo tanto:
  1. ¿Por qué le llaman "Día de la música" cuando debería ser "Día de la música pop"? Atendiendo, sobre todo, a los cabezas de cartel (The Pains of Being Pure At Heart, Vetusta Morla, Caribou, Glasvegas...) lor organizadores vuelven a olvidar algo que resulta obvio: hay vida más allá del pop. 
  2. Bien, asumamos que el pop lo absorbe casi todo y que el Día de la música es un refrito de los festivales más o menos independientes que pululan por aquí. El problema surge cuando los grupos que has elegido no dan la talla. "The Pains", por ejemplo, sólo tocaron 40 minutos con un sonido muy deficiente y unas voces que, ay, palidecen en directo. Wild Beasts son originales en el disco... y horteras en directo.  
  3. Hablando de absorber. Las colas que se formaron a eso de las siete a la entrada del recinto responden a un nombre propio: Vetusta Morla. Es lo que tiene contar con un grupo de este estilo. El resto parecen teloneros, calientan motores, antes de la llegada del "gran" grupo. 
  4. Bravo por el Matadero. Sí, es un sitio estupendo para albergar conciertos. Hay un auditorio, escenario grande, otro más pequeño, uno indoor, etc. Da mucho juego y tiene el encanto de mezclar una antigua fábrica con el arte contemporáneo y música al aire libre.
  5. Precios populares, buena organización. Que aprendan el resto de festivales y salas de conciertos. Entradas baratas, cañas a 2,5 euros, bocatas decentes a 4 y 5 euros, barras ágiles, orden y limpieza en todo el recinto, etc.

lunes, 13 de junio de 2011

The Nashville Rambles, recuerdo del Go Sinner Go!!

Cuentan que la sexta edición del festival de garaje y sonidos sixties Go Sinner Go!! celebrado este fin de semana ha salido redonda. Además de una mejor y más actualizada selección de bandas -lo del año anterior con los Birds y los Standells fue peor que ir con los del Imserso a Benidorm- parece que el cambio de aires le ha sentado bien ya que, por primera vez, se trasladaba de Madrid a Toledo.

Y como rescate y recuerdo del Go Sinner, una maravillosa canción de power pop de la  mano de The Nashville Rambles, "The Trains".


jueves, 9 de junio de 2011

El Lehendakari indie pincha en el País


Sí, Patxi López es el lehendakari indie. Lo demuestra la última sesión que se ha marcado para la aplicación "Eskup" de El País, en el que elige una veintena de canciones que se mueven entre el pop vanguardista (Crystal Fighters, Fever Ray), clásicos (Bowie, Springsteen y Led Zepellin) y la obligada cuota vasca (Gari, McEnroe, Dotore) y española (Morente y Lagartija Nick).

Su selección se puede ver aquí

martes, 7 de junio de 2011

5 razones por las que mola el Primavera Sound


1-. El público. Será snob, frío y vestirá con ropa más acorde a una pasarela de moda que un festival de música. Pero tiene lo más importante: el respeto. Había silencio y expectación casi reverencial en todos los conciertos. Nadie molestaba. Sólo contaba el grupo. Que aprendan los y las marujas en Madrid.

2-. La música. El Primavera Sound es, ante todo, el triunfo de la buena música. Que en un recinto con decenas de bandas de estilos tan dispares no sólo decepcionen sino que rayen (casi) siempre a gran nivel dice mucho de sus organizadores. Bravo por Nick Cave, Fleet Foxes, Galaxy 500, The National...

3-. Surfjan Stevens. Su concierto en el auditorio es difícilmente explicable con palabras. Entre el pop, la ópera, la electrónica y el misticismo. Barroco, exagerado y rozando lo ridículo. Una maravillosa obra de arte.

4-. Barcelona y el forum. A la música también se le viste y parece más que acertada la elección del Forum de Barcelona, al lado del mar, con el clima tan apacible que suele hacer en la ciudad en el mes de mayo.

5-. Reencuentro. Como, efectivamente, el Primavera mola, nadie se lo quiere perder y todo el mundo se apunta. Qué mejor que reencontrarse con ese amigo o familiar que hace tiempo no ves. Aitor, Ainara, Kike, Myriam...

Los acúfenos del guitarrista de los Cynics

A veces la vida suele tener curiosos golpes de ironía. Ocurrió justo después del magnífico concierto que dieron los Cynics en la sala Sol de Madrid (y van...) el pasado sábado. Me acerqué tímidamente al guitarrista y artífice del sonido del grupo de garaje de Pittsburgh, Gregg Kostelich, para comentarle, medio en broma medio en serio, que padezco de acúfenos después de haber visto a su banda en otoño de 2009.

Costó que entendiera que sufro de esos molestos pitidos en el oído por "culpa" del fuzz de su guitarra. Pero cuando pilló el significado, sonrió como lo hace un feliz padre de familia y comentó con absoluta naturalidad: "Ah sí, yo también tengo el piiiiiiii en mi cabeza desde hace muchísimos años. Ahí está cuando me voy a la cama. ¡Piiiiiiii!". Después hablamos un poco de música y nos hicimos un par de fotos.

Normalmente, el que está acostumbrado a cazar no suele estar preparado para ser cazado. No es el caso de Kostelich, que además de fantástico guitarrista, capo de Get Hip Records y coleccionista incansable de discos (almacena, dicen, 25.000 vinilos en su casa), es un tipo muy majete.
Jon, Gregg y Teresita

miércoles, 25 de mayo de 2011

George Harrison y Bob Dylan: se cierra el círculo


La vida y la muerte suelen ser caprichosas. También con los músicos. Estos días se celebra el 70 cumpleaños de Bob Dylan y le están cayendo merecidos homenajes por todos los sitios. Hasta el Telediario de La 1 cerró ayer con Cristina Rosenvinge susurrando a Dylan en el Círculo de Bellas Artes.

Pero para quien guste de extrañas casualidades, coincide que en unos meses, concretamente el 29 de noviembre, también se cumplirá el X aniversario del fallecimiento de George Harrison como consecuencia de un agresivo cáncer.

George Harrison era el Beatle más fino, el más discreto, y de largo mi favorito. Tuvo una más que digna carrera en solitario a la altura de Lennon o McCartney; sobre todo, en los primeros años tras la disolución de la banda. En 1970 grabó el épico "All Things Must Pass" en el que se encontraba, precisamente, la exquisita versión de "If Not For You" de Bob Dylan. Se cierra el círculo.


lunes, 23 de mayo de 2011

Paul Weller: "The Changing man" por Japón

Resulta asombroso el estado de forma de Paul Weller. A sus casi 53 años -el miércoles 25 es su cumpleaños- sigue siendo un músico fundamental, inquieto y experimental, a quien la etiqueta de modfather se le ha quedado definitivamente pequeña. "Wake Up The Nation" (2010) tiene sus cosas -demasiado atrevido, quizás-, pero cuenta con varias joyas marca de la casa y, sobre todo, con la valentía y creatividad de un hombre que ya lo ha conseguido todo y podía estar perfectamente sentado en el sofá de su casa.

Pero no, Paul Weller está hecho de otra pasta. Es " The Changing man", el mod que mira para atrás y, al mismo tiempo, da un paso adelante. Siempre soberbio, como en esta extraordinaria versión por los damnificados en Japón. Aupa Paul!


  

lunes, 16 de mayo de 2011

Andre Williams, ese viejo verde en la sala Sol


Pasados un par de días de su paso por la sala Sol de Madrid, no está de más recordar el simpático concierto de Andre Williams & The Goldstars. El que fuera un hombre salvaje, adicción al crack en los ochenta incluido, terror de las nenas y, en general, chico muy malo del rock and roll, se ha convertido en un entrañable abuelete de 74 años, un señor mayor con mucha marcha que lo mismo reparte besos al público que suelta en un estribillo eso de "pussy" o "motherfucker".

El aitona Williams es, por buscar un referente reconocible, como el Tony Leblanc de los últimos años, el que había rescatado Santiago Segura para Torrente, por ejemplo; un cabroncete viejo verde que más que temor y asco, desprende una extraña ternura que da la risa. Es como si hubiéramos pillado a nuestro abuelo viendo una peli porno a escondidas. Tiene su gracia, ¿no?

Otro punto destacable, otra pata fundamental del show Williams, tiene que ver con su vestuario. En la hora escasa que aguantó su cuerpo encima del escenario, se cambió de traje hasta tres veces, a cada cual más llamativo, al más puro estilo Madonna y de otras divas del pop. Por supuesto, un hombre más arrugado que una pasa y de voz arenosa también tiene derecho a cuidar su apariencia.

Más fotos del bueno (o el malo) de Andre Williams en la sala Sol:








jueves, 12 de mayo de 2011

Jim Jones Revue en la sala Sol: yeah, yeah, yeah!

Más que un choque entre Little Richard y MC5, como se les suele describir, la música de los británicos Jim Jones Revue es, sencillamente, una revisión salvaje y divertida de rock and roll y urgencia punk. Todo lo bueno que se intuye en los discos editados en estudio es mejor aún en directo. Canciones de tres minutos que pasan como una apisonadora y que apenas uno tiene tiempo de bailar. No hay tregua. Una tras otra, una tras otra y así hasta que después de una hora escasa abandonasen la madrileña sala Sol. 

El impacto del concierto que dieron anoche es de lo que dejan huella. Los cinco miembros de la banda londinense salieron de negro y con las camisas de cuello descubiertas como mandan los canones rockeros. A pesar de venir de Londres, su estética y sus gustos musicales son descaradamente norteamericanos, con una formación clásica de rock and roll que incluye un omnipresente piano que no se rompe de puro milagro.

Brutal, simpático y comunicador, Jim Jones es un fantástico frontman. Canta con fuerza y se mueve con soltura y, como se trata de pasarlo bien, invita constantemente al público a berrear "yeahs" y aplaudir. A veces, recuerda un poco a Jon Spencer; será que los rockeros se parecen entre sí o por los pantalones apretados y la gomina en el pelo. El resto del grupo es brillante, poderoso y le imprime un sonido compacto, nada forzado.

El final fue de traca. Tras la clase de ingles con "Elemental", coreado por el público, Jim Jones agarró su guitarra y junto con el guitarrista principal, Rupert Orton, y el bajista Gavin Jay se pusieron en fila horizontal apuntando sus instrumentos al público como poderosas armas de destrucción. Oh yeah!


lunes, 9 de mayo de 2011

El Festival SOS 4.8 de Murcia se vuelve insostenible

Uno ya ha dejado su crónica en Indyrock, pero ésta va sin paños calientes.

Empezamos. El Festival SOS 4.8 de Murcia ha tocado fondo en una cuarta edición marcada por una pésima organización, mal sonido y pocos conciertos memorables, con excepción de MGMT y Suede. En tan sólo un par de años ha pasado de simpático festival pop a una especie de feria de pueblo en la que lo que menos importa son los conciertos. Bienvenida la sal gorda, el brochazo sin límite.


El macrobotellón de la entrada del recinto da una pista sobre por dónde han ido los tiros. Pero es que el comportamiento absolutamente incívico de una mayoría ha sido realmente sorprendente, incluyendo meadas públicas, pisotones, gente trepando por las farolas, malos modales y, lo que es peor, una falta de respeto insólita sobre los grupos. Que no tocas los hits que quiero... pues me marcho a otro lugar. Sin  más.

Eso es lo que ocurrió con MGMT, en el que, paradójicamente, ha sido el mejor concierto del  Festival. Cuando vieron que el dúo de Brooklyn tiraba más por su segundo e infravalorado disco, "Congratularions", el público se marchó pìtando a ver si algún DJ pinchaba algo de bakalao. El grupo se lo tomó a guasa y montó un auténtico karaoke con "Kids": desenchufaron los instrumentos, le dieron al "on" del pregrabado y cantaron la canción con toda la ironía del mundo.

Pero, efectivamente, la gente lo que quiere es bakalao.

Cuesta entender las razones que han llevado a este callejón de salida. Quizás, los precios populares del abono -40 euros por dos días de fiesta no es gran cosa- tienen algo que ver, aunque ésta es un arma de doble filo. Los organizadores quieren que el pueblo llano tenga acceso al fiestival -lo que, por otra parte, es muy loable-, pero es ese mismo pueblo el que traiciona el espíritu y cambia la caseta de Camela por el raca-raca de los DJ. Es un problema de difícil solución, pero habría que empezar por limitar el espacio porque también es una cuestión de tamaño.

Llegados a este punto, cabe poner en duda los objetivos medioambientales de los que presume la organización. ¿Qué hace toda esa basura de vasos, botellas y otros residuos amontonados en el suelo? ¿Dónde están las papeleras de separación de residuos, más allá de la zona de prensa? ¿Por qué no reutilizan los vasos como se hacía en el Summercase o en el Jazzaldi de Donosti?

Por suerte, nos queda la música (y los pintxos, claros). MGMT y Suede, ambos en forma:




  

martes, 3 de mayo de 2011

The Cynics regresan a España


La vuelta de The Cynics a nuestro país está a la vuelta de la esquina. Cuando todavía uno recuerda el magnífico concierto que ofrecieron en la sala Boite de Madrid en octubre de 2009 -lesión auditiva incluida-, la banda de Pittsburgh regresa con una extensa gira el próximo mes de junio. Lo hace, además, con un disco bastante decente bajo el brazo, "Spinning Wheel Motel" (2011),  del que ya han extraído un primer single de presentación, "I need more".

Por otro lado, llama la atención la españolización progresiva del grupo liderado por el guitarrista Gregg Kostelich y el cantante Michael Kastelic. A la sabida relación del primero con una madrileña, hace ya un tiempo que se han unido a la banda dos viejos conocidos de los asturianos Doctor Explosion: Pablo González "Pibli" y Ángel Kaplan.

jueves, 28 de abril de 2011

"Esto no es Hawai" de Loquillo, canción esencial del pop español

El periodista musical Jesús Ordovás, conductor durante tantos años del recomendable programa de Radio 3, "Diario Pop", ha publicado recientemente un libro titulado 'Los discos esenciales del pop español'. Y hace unos momentos se ha sometido al escrutinio de El País, seleccionado 30 canciones "imprescindibles".

Desde Los Brincos hasta Maderita, la elección de Ordovás no guarda grandes sorpresas y la década de los ochenta se lleva la palma con 12 canciones. De todas ellas, hoy uno se queda con Loquillo, genio y figura, que vive, además, en Donosti.


lunes, 25 de abril de 2011

La sombra de los Beatles es alargada, The Mascots

En efecto, la sombra de los Beatles es alargada. No hay grupo más versioneado ni copiado que los chicos de Liverpool; seguramente porque ellos dieron primero con la mágica fórmula pop en 1963. Ése fue su gran mérito: ser los primeros. Enseguida salieron otras bandas en Inglaterra que también practicaban música beat como los Searchers o los Hollies y su influencia se extendió por todo el mundo hasta el día de hoy.

Por aquí nos quedamos con Los Brincos, claro. Y de fuera, podríamos elegir a los suecos The Mascots.Tuvieron bastante éxito a mediados de los sesenta en su país con bonitas canciones como "Words Enough To Tell You".


jueves, 14 de abril de 2011

Seis canciones de seis décadas y en años seis

¿Qué puede hacer uno un jueves por la tarde? Una estúpida y efectiva  idea para matar el tiempo: seleccionar seis canciones, de otras tantas décadas y en años que acaban en seis: 

1-. "Be-Bop-A-Lula" (1956): grabado originalmente por Gene Vincent, un clásico entre clásicos y versioneada cientos de veces.

2-. "Little Darling (I Need You)" (1966): de cuando Marvin Gaye triunfaba en la Motown con canciones pegadizas y bailables, muy en la línea de lo que luego se llamaría northern soul.

3-. "Shake Some Action" (1976): seguramente, la canción más celebrada de The Flaming Groovies. Maravillosa intro de guitarra que se repite en toda la canción.  

4-. "No Sex" (1986): editado en un EP, esta canción no pegaba demasiado con el resto de temas de Alex Chilton. Demasiado rockera para un disco dominado por otros sonidos. Demasiado buena.

5-.  "The Day We Caught the Train" (1996): la tercera y mejor vía del Brit pop de los noventa la lideraron Ocean Colour Scene con temazos así. Y Paul Weller en el piano.

6-. "Young Bride" (2006): la canción más elegante y triste de la lista es de los norteamericanos Midlake. Tiene un aire al sonido de grupos americanos de los 70 como Fleetwood Mac. Lo mejor, los violines del principio.

Kim lenz, la chica es guerrera


Si las chicas son guerreras, alguien debería hacerle un hueco a Kim Lenz. Que nadie se lleve a engaño: detrás de esa bella apariencia, de estilo clásico, y pin-up a tope lo que hay es una mujer de armas tomar que manda sobre su excelente e histórica banda de apoyo, The Jaguars.

Esta noche Kim Lenz y sus chicos arrancan su gira española en la sala Boite de Madrid, que últimamente anda, por cierto, muy por la labor de dar cancha a los sonidos afines al rockabilly. Aunque ya  han pasado un par de años desde su lanzamiento, presentan el disco "It´s all True" (2009), en el que también ha puesto su granito de arena Big Sandy, vecino californiano y amante confeso de los años 50.

A continuación, "Zombie For Four Love", single extraído de su último disco y un divertido homenaje al mítico "Thriller" de Michael Jackson. O Kim Lenz, también en plan guerrera con los hombres. What´s wrong?








   

miércoles, 13 de abril de 2011

Al menos Johnny Marr nos dejó "We Share The Same Skies"

Cada vez que Johnny Marr abandona un proyecto saltan los rumores. Ocurrió cuando se acabó su carrera más bien hortera a finales de los años 90 junto a Andy Summers en  Electronic. Y esta semana ha dejado de ser oficialmente miembro de The Cribs, en paz y armonía, según el comunicado ofiical. La pregunta es inevitable. ¿Se volverán a juntar los Smiths?



Más allá de jugar a ser adivino merece la pena echar la vista atrás para poner nota a su colaboración con The Cribs. En 2009 grabaron un album notable, "Ignore The Ignorant", seguramente mucho mejor de lo que muchos dijeron en su momento. Contiene buenas canciones pop-rock, de esas que entran a la primera y que llevan el sello inconfunfible del ex guitarrista de los Smiths. "We Share The Same Skies" es quizás el mejor ejemplo. Larga vida a Marr... y a los Smiths.

  

martes, 12 de abril de 2011

"Summer Fun" de The Barracudas: el verano ya está aquí

Estos días de abril en los que se ha colado el verano nada mejor que sol, playa y un poco de diversión. "Summer Fun", de The Barracudas, es un clásico, una canción de verano perfecta para bailar y tararear. Es también el single más reconocible de un grupo que estaba tan influido por el surf y el garage de los 60 como por la energía del punk. BA-RRA-CU-DA!

lunes, 11 de abril de 2011

The Staggers la lían en televisión

The Incredible Staggers acaban de regresar de una gira por México que, a juzgar por las fotos y vídeos que han ido colgando en su facebook, ha sido tan divertida como exitosa. Ahora están de nuevo en Europa y parece que de momento no van a venir a España. Una lástima: queda ya lejos el magnífico concierto que dieron en junio de 2009 en la Pequeña Betty de Madrid. 

                                                                   

The Staggers vienen de Austria, han editado ya un par de discos y varios singles y puede que sea la mejor banda de garage punk de los últimos años. Digo la mejor porque beben de los clásicos tanto como otros grupos afines, pero son tan creíbles que no molesta la fotocopia. Hay una fina línea que va de, pongamos, los Seeds a los Chesterfield Kings y al final pueden encontrarse los Staggers. Sigo siendo lo mismo, de acuerdo, lo que pasa es que en este caso no suena desfasado ni impostado. Es 100% auténtico, tiene alma, carnaza, actitud. 

Sus canciones originales ("Zombies of Love", "Wild Teens", "Black Hearse Cadillack") son tan buenas como las versiones que han machacado cientos de veces otros grupos, pero que uno no se cansa de escuchar ("Do The Ripper", "I´m The Wolfman", "Little Latin Lupe Lu"). Cuentan además con un líder carismático a más no poder, con buena voz y salvaje -su apodo es Wild Evel- como mandan los canones del rock and roll.

Y la lían en directo, incluso en respetables programas de televisión. ¿Alguien da más?

domingo, 10 de abril de 2011

El buen rollo de Santiago Delgado y los Runaways Lovers

Creo que fue en 2004 cuando ví a Kiko Veneno tocando en la Sala Tren de Granada. Había oído sus discos, pero era la primera vez que estaba en uno de sus conciertos. Y justo antes de empezar, me encontré a una amiga periodista que estaba totalmente emocionada, debía ser muy fan, y que dio realmente en el clavo: "Kiko Veneno es el artista del buen rollo".

En realidad, Kiko Veneno tiene poco o nada que ver con Santiago Delgado y los Runaway Lovers. Sin embargo, ambos comparten una contagiosa alegría en sus canciones que crea adicción. Ese buen rollo está, por supuesto, en las letras de sus composiciones, en el ingenio a la hora de buscar dobles y graciosas lecturas, pero sobre todo tiene que ver con una forma parecida de ver la música.

En el caso de Santi y sus chicos debe ser que nacer en Bilbao marca mucho. El viernes les tocó la difícil papeleta de levantar el flojo mini festival dedicado a Flor de Pasión, de Radio 3, y lo hicieron con ese humor marca de la casa que tanto ayuda en esos casos. Lo suyo es un descarado homenaje al rock and roll de los años 50 y 60 -no en vano, su primer y único disco se titula "Por amor al Rock and Roll"- con guiños constantes a sus ídolos (Los Ramones, Juan de Pablos, Jonathan Richman) y hecho además con lo imprescindible: voz principal, dos coros y un cajón. ¿Para qué más?






   

lunes, 4 de abril de 2011

Big Sandy junto a Greg Townsed. Croquetas y talento

Anoche echó la persiana en la sala Wah Wah de Valencia la gira conjunta entre Greg Townson y Big Sandy & His Fly-Rite Boys. Para los que hemos tenido la oportunidad de poder estar en uno de sus conciertos ha sido un inmenso placer. Qué sabor a victoria y diversión.

Greg y Big Sandy son dos amigos que se conocen bien y que por momentos pisan un terreno parecido -el de los años 50-, pero con resultados bien distintos. Townson, líder de los magníficos The High-Risers, contaba en El sótano de Radio 3 que había decidido acompañar a su colega por España, aprovechando que estaba por Londres grabando su álbum de debut al margen de The High-Risers. Ver en el escenario a Greg es una auténtica delicia; no sólo canta bien y es sorprendentemente habilidoso con la guitarra sino que además es un tipo natural y majo a más no poder. Para colmo, sus conciertos son divertidos y sorprendentes. No sabes con qué va salir. ¿Cantará a capella? ¿Se mezclara con el público?



Big Sandy actúa con una excelente banda y no tiene tanto margen para improvisar. Como Greg, sabe que el rock and roll es diversión y sólo piensa en que el público se lo pase bien. Además, uno pensaba que su ego era casi de la misma dimensión que su cuerpo, pero estaba equivocado. No frunció el ceño cuando se le rompieron hasta dos veces la cuerda de su guitarra que, por cierto, se la intentaba arreglar Xabi, líder de los donostiarras Señor No, que andaba por ahí. También dice mucho de él las palabras de cortesía que dedicaba una y otra vez a sus Fly Rite- Boys.

Y por supuesto, Big Sandy es un gran artista; no sólo lo demuestra en todo lo relativo al rockabilly y estilos afines. Cuando se puso más fino, tiró por el jazz con resultados altamente positivos. Como dijo alguien, es como una croqueta rellena de rock and roll... y talento.


jueves, 31 de marzo de 2011

Y todo empezó con MC5

Julio Ruiz, el mítico locutor de Radio 3, también tiene su lado salvaje. Como ya se sabe, estos días se celebran 40 años -se dice pronto- de su programa "Disco grande" y le han estado cayendo merecidos homenajes por todas partes. La entrañable foto que sacó a la luz El País el otro día, de 1979, es uno de mis documentos favoritos. Aquí está:


También se ha repasado su extensa carrera, que mayormente ha estado centrada en música pop o indie. Pero no siempre fue así. Ayer al mediodía le entrevistaron en el excelente programa "Carne Cruda" de Radio 3 y reconoció que en su primer "Disco grande" había pinchado "Looking at you", de MC5. ¿Julio Ruiz recomendando rock and roll? Sí, también tiene un lado salvaje.  


domingo, 27 de marzo de 2011

Casa González: una copa de vino en una charcuteria

En la calle León de Madrid hay una charcutería que funciona como un bar o un bar que funciona como una charcuteria. Casa González es también una tienda de ultramarinos que, para mi sorpresa, abrio sus puertas en 1931 como tienda y a finales de los años noventa como taberna. Hubiera jurado que había sido inaugurado recientemente.

La extraña mezcla de la tienda gourmet combina de maravilla, con precios, además, muy razonables, trato familiar y un cierto aire vintage, pero acogedor. En todo caso, nada frío, ni estirado. Tal vez, la estética del lugar se parezca más al de otras partes de Europa, como si entráramos a un pedacito de, pongamos, Bélgica o Francia, sin salir del barrio de las Letras de Madrid. La música, eso sí, queda relegada a un segundo plano. Muy de fondo sonaba el  piano de Bebo Valdés y la voz del Cigala.


miércoles, 23 de marzo de 2011

Paul Weller, Primal Scream y The Coral: juntos por Japón

Resulta extraño que nadie se haya hecho eco aún del estupendo concierto benéfico que tendrá lugar en Londres el próximo domingo 3 de abril. El cartel es imponente y la causa así lo merece: reúne a algunos de los principales músicos británicos de los últimos veinte años, con el objetivo de captar fondos económicos a la tarea que la Cruz Roja viene realizando estos días en Japón.

Paul Weller, Primal Scream, The Coral, Beady Eye, Richard Ascrhoft y Graham Coxon se subirán al escenario del elegante recinto Brixton Academy. Será también un encuentro entre viejo amigos que, en la mayoría de los casos, se encuentran en un excelente estado de forma. Pongamos tres claros ejemplos.

Paul Weller. Modfather. El genio. El hombre que con más de 50 años está editando algunas de sus mejores canciones en discos como "22 Dreams" (2008) o "Wake Up The Nation" (2010). A muchos les puede la nostalgia y el recuerdo de su gloriosa etapa con The Jam. "Ya no es lo mismo", dicen. Ellos se lo pierden. Como prueba, la delicada "No Tears To Cry".


Primal Scream. Viendo su producción actual, no podrán sacar tanto pecho como Weller pero rescatar "Screamedelica" (1991) y llevarla de gira ha sido una decisión acertadísima. La catársis de Rock and Roll, psicodelia y soul al que nos sometieron hace unos meses en la sala la Riviera de Madrid fue de traca. Y siempre quedará el irresistible carisma jaggeriano de Bobby Gillespie. Aquí, "Come Together" en directo. Una canción que muta en cada representación.



Y por último, The Coral. Tan admirados en Inglaterra como ignorados en España. Siguen editando buenos discos con ese aire a Echo and The Bunymmen, por un lado, y a los grandes grupos de los sesenta (The Kinks) por otro. "Two faces", single extraído de "Butterfly House" (2010), va más en esta segunda línea, como una muestra de su amor incondicional por los clásicos del pop británico.

martes, 22 de marzo de 2011

A Mogambo le sienta bien el Rithm and Blues

Cosas de casa. Este sábado terminé en familia, literalmente, disfrutando en la sala Mogambo de la segunda edición del Mojo Working R&B Weekend de Donostia. Mogambo viene a ser una especie de Gruta 77 madrileña en versión guipuzcoana: alejada del centro en pleno barrio obrero, tiene un punto decadente que lo hace atractivo y funciona con alma punk. Las cervezas cuestan sólo un euro, los baños son unisex y lo mejor (o lo peor) es que se puede fumar con absoluta impunidad. 


Normalmente, Mogambo no suele acoger eventos relacionados con el soul o el Rithm and Blues, pero daba gusto comprobar lo bien que le sienta la música negra. Mezclar a varios grupos de mods venidos de distintos puntos de la geografía española con la habitual clientela de la sala ayudó a darle más color si cabe a la sala.

Musicalmente, el nivel fue notable. Arrancaron con oficio y sudor los alicantinos  Flamin Guays, que presentaban su primer disco de larga duración, "Ritmo y Alma". El trío prescinde de bajo y basa su propuesta en un efectivo cruce entre Rithm and Blues clásico y energía punk, la potente voz de Claudio - el "Guays"- y mucha harmónica. Que canten en castellano también remite inevitablemente a Los Salvajes, como ocurre con "Quiero tu amor".

Los escoceses Lord Rochester lo tenían fácil para triunfar. Fieles a la principales figuras del Rithm and Blues de finales de los cincuenta (desde Buddy Holly a Bob Diddley) no atinaron con la voz hasta bien entrada la recta final del concierto. Suerte que el público estaba de su parte. The International Mojo Dj´ s, con el organizador Dr. Punko a la cabeza, sí estuvieron a la altura con un excelente repertorio dedicado integramente a la música soul.



  

jueves, 17 de marzo de 2011

El caprichoso olvido de las listas

Sabemos que las listas son caprichosas, pero llama poderosamente la atención la ausencia de algunos discos esenciales de 2010. Ahora que han pasado casi tres meses desde el comienzo del nuevo año, no está de más rescatar cuáles han sido los mejores mejores trabajos para las principales revistas y webs musicales nacionales e internacionales.

Lo primero en lo que uno repara es en el asombroso parecido entre unas listas y otras, como si se estuvieran vigilando entre ellos y tuvieran miedo a diferenciarse. "Eh, que yo también he metido a Arcade Fire y Kanye West entre los cinco primeros". Como prueba bastaría con recuperar algunas publicaciones de aquí: Rockdelux, Rolling Stone, Muzikalia, Jenesaispop, etc.

Pero decíamos que lo que realmente escuece es el olvido de grandes discos. Ejemplos, los hay a patadas. Aquí van tres: "All Birds Say", de Carl Broemel, "King Of Power Pop", de Paul Collins, o "Zombies of Love" de The Incredible Staggers.  ¿Por qué nadie se acuerda de ellos? ¿Por qué no salen? ¿Simple capricho?

Quizás convendría dejar de darle al botón de la fotocopiadora y abrir de una vez horizontes musicales para meter en el mismo saco discos de pop-folk, power pop y garaje. Es decir, Broemel, Collins y Staggers.








domingo, 13 de marzo de 2011

Astrud y el triunfo colectivo del pop

Tras su paso por la sala Rock Kitchen de Madrid, se puede decir que el de Astrud es el triunfo de una forma muy especial y colectiva de entender el pop. Ya lo comentaba el que esto escribe en su crónica de Indyrock. Y eso que desde "Algo Cambió" (2006) había perdido la esperanza en el dúo barcelonés porque creo que después de diez años se les estaba agotando la fórmula.

Pero sacar un disco con lo de siempre, titularlo "Lo nuevo" y hacerlo de la mano de un sorprendente grupo de cuerda llamado Collectiu.Brossa ha sido una brillante ocurrencia. En su enésima pirueta pop, sin dejar de ser lo que son, los conciertos de Astrud han recuperado la esperanza y la chispa esfumada. Cantan sus hits.Vuelven a emocionar y divertir. Ojalá dure la mecha.  


P.D.: Daba gusto ver la cara de Ibon Errazkin, de Single, detrás del escenario, disfrutando junto a Teresa Iturrioz del espectaculo irrepetible y mágico de Astrud.

viernes, 11 de marzo de 2011

A Chiquito de la Calzada le gustan The Phantom Keys


Tiene su gracia ver a Chiquito de la Calzada recomendando The Phantom Keys. El chiste sirve también para recordar que el grupo gallego sigue grabando su primer LP/CD, previsto para el próximo mes de octubre. No hay grandes novedades al respecto. Parece que el nuevo disco tendrá más temas propios que versiones y que no los presentarán en directo hasta finales de año. 

Me uno a la recomendación de Chiquito. Con unos pocos singles y un mucho de actitud se han convertido en una excelente banda en la línea de los primeros Stones o los Pretty Things.

Un par de muestras de su talento: "In The Summertime" y "Velvet Illusions":








jueves, 10 de marzo de 2011

"Liar, Liar": dos canciones para un mismo título

El nuevo disco de Doctor Explosion, "Hablaban con frases hechas", se pone a la venta el próximo martes 15 de marzo y cuenta con una canción titulada "Liar, liar", definida por Jorge Explosion como un tema de influencia "garaje folk-beat" y una de las pocas cantadas en inglés. De nuevo, ración sixties, aunque quizás más templado de lo habitual para el ya clásico grupo asturiano.

Da la casualidad (o no) de que "Liar, Liar" -la segunda en mayúscula- es también  una pegadiza y oscura canción firmado por The Castaways a mediados de los años sesenta. Fue, en realidad, el único éxito de la banda y la canción, un pedazo de hit, ha pasado a formar parte de bandas sonoras ("Good Morning, Vietnam"), prestigiosos recopilatorios de la época (The Nuggets) y sesiones de DJ.

¿Simple coincidencia? Cuesta creer que Jorge Explosion (músico, productor, DJ) no conociera el tema original. Más bien parece una especie de homenaje, a su forma, a una canción inmortal.

Éste es el vídeo más conocido de la original "Liar, Liar" en la película "It´s a bikini world":


Y aquí, el enlace de la presentación del nuevo disco de Doctor Explosion en el programa de "El Sótano", de Radio 3. La historia y la canción de su "Liar, liar" a partir del minuto 10. Ni palabra de los Castaways, por cierto.

martes, 8 de marzo de 2011

Willie Nile, el otro rockero de Nueva York

El éxito es ciertamente caprichoso con honestos músicos de rock. Willie Nile tuvo un fugaz reconocimiento a principios de los años 80, pero cayó extrañamente en el olvido hasta “Beautiful Wreck Of The World” (2000). Quizás nunca se supo vender –cinco álbumes en veinte años no parecen cuadrar muchas cuentas- o simplemente, nunca estuvo interesado en pasar por el aro de la industria musical.

Respetado tanto por la crítica como por ilustres colegas de profesión (desde Bono a Bob Dylan), Nile sigue la tradición del rock americano en la línea de Elliott Murphy con la mirada puesta siempre en Nueva York, ciudad donde reside. Pero también tiene un lado más salvaje, como buen fan que es de Los Ramones o los Who, con quienes ha ido de gira.


En los últimos años ha recobrado la inspiración editando más discos que nunca, algunos de ellos en directo. Puede que el reciente “The Innocent Ones” (2010) no esté a la altura de sus grandes obras o que hayamos oído mil veces efectivas canciones como "One Guitar", su single de presentación, pero se agradece el esfuerzo del otro rockero de Nueva York por seguir siendo honesto.

Willie Nile abrirá su gira española el próximo 29 de marzo en la sala Boite de Madrid.

Y aquí, rodeado de guitarras, sonando como un cruce entre Bob Dylan y los Rolling Stones:





lunes, 7 de marzo de 2011

Wau y los Arrrghs!!! recogen el testigo

Si el garaje punk tiene unos reyes en nuestro país esos son Wau y los Arrrghs!!!. No hay un grupo de garaje como el suyo en España. Es más: no hay un grupo así en España. Son tan salvajes como  divertidos, tan sucios como bailables, y tras esa mala baba que gastan esconden canciones con letras ingeniosas y brutales estribillos pop.

Han editado dos buenos discos -bastante más redondo “Viven” (2009) que “Cantan en Español” (2005)- y muchas de sus canciones son versiones adaptadas al castellano. Graban en la corte de Jorge Explosión y sus temas se componen de los ingredientes habituales del género: guitarras cortantes, mucho fuzz, órgano farfisa y la alargada sombra de los sesenta.

Hasta aquí todo normal. Como tantos otros colegas garajeros. Pero lo que diferencia a Wau y los Arrrghs!!! es que cuentan con el imbatible carisma de un líder cuarentón, de voz ronca, feo, desdentado y con tripa que vuelve loco al público. Ver a Juanito encima del escenario es como presenciar un extraño e hipnótico cruce entre el hombre de Neandertal e Ian Curtis en pleno trance. Baila, es un decir, con espasmos trogloditas, y se tira al público sin resultar forzado o ridículo, lo que no es poco.  
Sus seguidores corean de pe a pa las letras de sus machacones canciones (“¡Copa, raya, paliza!”, “It´s great, te lo digo en inglés”) y, además, cae simpático. A uno le entran ganas de irse a tomar un zurito y un pintxo con Juanito en uno de esos bares de viejos con solera.
La última prueba del asombroso éxito de los Wau –conviene recordar que hablamos de una banda y una música minoritaria, abonada al underground- se ha certificado este mismo fin de semana en Madrid. La noche del viernes reventaron la sala Clamores y el triunfo fue absoluto, de esos que marcan una época. Había todo tipo de público, incluida una desatada Najwa Nimri (¿!) en las primeras filas.  Y hubo, sobre todo, un detalle de alta carga simbólica que no debiera pasar desapercibido: Jorge Explosion subió a tocar la harmónica en, creo, "Piedras", como cuando un atleta pasa a otro el testigo a falta de pocos metros para acabar (y ganar) la carrera.

martes, 1 de marzo de 2011

Folk-Rock meets Motown

No se me ocurre una mejor forma de empezar el mes. Con permiso de los amigos de Power Pop Action!, rescato la primera canción de la magnífica lista elaborada en esa recomendable web por el músico asturiano Ángel Kaplan (Doctor Explosion, The Cynics): "It´s My Time", de los canadienses Mynah Birds.

Todo un descubrimiento para el que esto escribe, algo así como cuando la soleada Carlifornia de mediados de los sesenta encontró a una renacida Detroit. Folk-Rock meets Motown.

sábado, 26 de febrero de 2011

El País, como pintxomusica

Para variar, ayer apareció un recomendable artículo en el suplemento EP3 de El País que bien hubiera merecido una entrada en este blog. Rock and Roll y gastronomía de la mano. Pintxos y música. Desde la ya conocida afición de Alex Kapranos por la cocina mayormente gourmet, hasta un breve repaso por la apuesta de algunos festivales de aunar conciertos y buena comida.

viernes, 25 de febrero de 2011

Larga vida a Mapa Sonoro

No sé si se ha producido una silenciosa revolución en La 2 de TVE, como defendía con pasión Mon Oncle hace unas semanas, pero no cabe duda de que Mapa Sonoro es una delicia pop. Planteado como una especie de road movie, es un viaje de una hora por la geografía española en busca de músicos de, normalmente, la escena de pop independiente.

No hay reglas, ni rumbo fijo. De Granada al Goierri, de Malasaña a Valencia, a veces caen charlas distendidas en un bar de viejos, otras veces te sorprenden con un concierto improvisado en la estación de tren de la ciudad o acabas entrando a una mítica tienda de discos. Además, lo bueno es que no está pensado para mentes sesudas: predomina el tono entretenido frente a la sustancia, con un montaje ágil y contenido nada pretencioso.

Todo esto no es casualidad. Si uno lee la letra pequeña de los que facturan el programa, verá que hay un tal Roberto Herreros (Grande Marlaska) responsable de sus contenidos, o que el periodista musical Víctor Lenore se encarga de la redacción.

¿Alguna pega? La habitual en estos casos: que los programadores lo dejen de maltratar. Empezó los domingos por la noche, de ahí al miércoles y lo acaban de pasar al lunes a las 00:30 horas. (Esperamos una) Larga vida a Mapa a Sonoro.

Subiendo al tren de Granada
   

lunes, 21 de febrero de 2011

Midnight Shots, algo se mueve en Valencia

Algo se está moviendo en Valencia. Y no me refiero, en esta ocasión, a los bogavantes de las ricas paellas que se pueden degustar en el restaurante L´estimat , a un palmo de la playa en el paseo marítimo de La Malvarrosa. Hablo, en primer lugar, del garaje troglodita, primitivo y, definitivamente, genial de Wau y los Arrrghs!!! Juanito y sus compinches continúan exprimiendo su segundo y estupendo disco, "Viven" (2009), por distintos puntos de España y dos años después siguen dando guerra. Este miércoles se prevé que salgan en el recomendable viaje musical de La 2, "Mapa Sonoro", y el próximo viernes 4 de marzo tocan en el Boosters Club de Madrid, donde uno espera ya novedades y noticias de su próximo álbum.

Los Tracahombres
tampoco se andan con chiquitas y también van por su segundo album, "Rock and Roll despechado" (2010). Lo suyo es nervio punk, vicioso y noctámbulo. Como en el vídeo muy de serie B de los 50 de "Vámonos al coche".  



Por último, Midnight Shots. Son los más jóvenes e inexpertos de todos y, quizás por eso, los más interesantes. A finales del año pasado publicaron "4 Shots of R&B", un destacable EP de Rithm and Blues clásico, registro ciertamente sorprendentemente para unos chicos que no deben tener más de 25 años. Aún están algo verdes y les falta soltarse en directo, pero sus composiciones propias se alternan francamente bien con las versiones de sus referentes (Chuck Berry, The Rolling Stones) y su propuesta es una rara avis en el panorama musical español. Buena noticia.

En su reciente actuación en la Boca del Lobo de Madrid, alguien dijo que son como uno de esos grupos blancos de los sesenta del Marquee Club tocando música de negros. Prueba de ello es este "Vestido Rojo", la notable revisión del famoso "Hi-Heel Sneakers" de Tommy Tucker.